federico-hoyos

POTLUCK REDONDO – 5 DE MAYO


Desde hace algún tiempo iniciamos con nuestros potlucks el primer viernes de cada mes (
A potluck is a gathering where each guest contributes a different and unique dish of food, often homemade, to be shared).

Lo confesamos, hicimos un potluck donde traíamos algo para compartir solo dos veces, ahora usualmente gestionamos el almuerzo con diferentes marcas locales de comida. Sin embargo, la palabra potluck se quedó con nosotros principalmente porque esto significa compartir, y nosotros compartimos experiencias y tiempo.

En un potluck primero iniciamos por saber quienes habitamos La Casa, qué hacemos y cómo mirábamos el mundo. Luego presentamos a nuestro invitado, le apuntamos a invitar a distintas personas, de todos los puntos de vista y opiniones posibles.

El viernes pasado nos acompañó Federico Hoyos, (Representante a la Cámara por Antioquia. Centro Democrático. Politólogo. Columnista de opinión, bio de su Twitter)  Vino tranquilo, con una pinta que no tiene nada que ver con la que usa cuando va al Congreso de la República. Estuvo escuchando y mirando con atención, lo único que lo delataba como personaje público del país era el carro con el guardaespaldas en la entrada de La Casa.

Se sentó con nosotros en la terraza, comió lo mismo que todos comimos (unos deliciosos sánduches del Camaleón en Bicicleta) todos a la expectativa de qué tenía que decir este personaje. Confesamos otra cosa, todos estábamos en guardia, con cierto recelo, sabíamos de antemano en qué partido político militaba, pero también todos desde el respeto, estábamos dispuesto a escuchar, conversar y debatir.

Fede nos contó que llegó por lista cerrada en las elecciones pasadas a ser Representante a la Cámara, que lo más seguro era que nunca hubiera llegado si no fuera de esta manera, pues no viene de familia política, ni tenía el presupuesto para asumir una campaña, así que cuando el ahora senador Álvaro Uribe lo invitó a ser parte de esta lista, accedió.

La conversación empezó girando alrededor de un tema en el que viene trabajando Fede en su quehacer público: innovación y emprendimiento. Se enfocó a la innovación en la educación, tema complejo. Cómo educar en la innovación desde temprana edad, cómo alejarnos de la educación tradicional para que hablar de innovación no sea relevante cuando crecemos, sino que sea algo que ya esté instaurado en nosotros desde muy pequeños.

Soñadores ingenuos, propusimos que lo ideal era reformar total y radicalmente nuestro sistema educativo. Aprendimos, tristemente, que eso no es posible y aprendimos también, igual de tristes, que la educación, hoy, no es tema relevante en la agenda política de nuestros gobernantes.

Miguel Melo, de Elifante diseño para niños, nos contó la experiencia de Reggio Emilia, una propuesta educativa para primera infancia, que se estructuró justamente luego de la Segunda Guerra Mundial en esta región de Italia, precisamente para que sus niños nunca volvieran a repetir los horrores de una guerra. Pensamos entonces que estamos en el momento justo para replantear nuestro sistema educativo y esperamos que Fede tomará nota sobre esto.

Fede está trabajando en una propuesta de ley para la innovación en nuestro país, desde nuestra parte le pedimos que considerara lo siguiente:

 

  • Hablar de innovación sin reevaluar, modificar y reconstruir nuestro sistema educativo enfocado en este tema es una pérdida de tiempo. El foco más importante de este tema debería estar en primera infancia.
  • El modelo tradicional con el se ha venido trabajando en los últimos años en nuestra ciudad (una serie de pasos que van desde la incubación de la idea, preaceleramiento, aceleramiento, mercadeo, ventas, ventas millonarias, ángeles inversionistas, capital inteligente, portada de revistas de emprendimientos exitosos que venden miles de millones de pesos y que lo acaba de comprar una multinacional por x millones de dólares) saca del camino a muchísima gente y finalmente, nos mata la pasión, nos frustra.

La conversación inevitablemente se fue hacia el panorama político, Fede le tiene miedo a que en las próximas elecciones entre tanta división salga un caudillo, un Maduro, una figura tenebrosa y que se lleve todos los votos (Uno de nuestros coworkers le preguntó sorprendido, si eso ya no había pasado hace un par de años, Fede se hizo el de la vista gorda, no quería entrar en controversias).

Fede de contrapartida nos preguntó qué estábamos esperando nosotros de las próximas elecciones, casi unánimemente le dijimos que ya estamos cansados de este toma y dame, de esta división, de ver siempre a los mismos personajes, a los mismos partidos políticos, con los mismos viejos y curtidos argumentos, al mismo acento paisa y al mismo tartamudeo.

Queremos un cambio, pero con todo este discurso tan bonito de nuestra parte, hubo una pregunta que Fede nos hizo que nos dejó callados, pensativos y un poco apenados:

Sabe usted o se acuerda en las últimas elecciones: ¿por quién votó a la presidencia, por quién votó de alcalde, de gobernador, por quién votó en la asamblea, por quién votó de senador, por quién votó en la junta de su barrio? ¿Cuándo votó por estas personas se leyó conscientemente sus propuestas, los conoce o los ha leído? y finalmente, ¿le hace seguimiento a estas personas y a lo que hacen o dejan de hacer?.

 

Ahí quedan estas preguntitas en el tintero.

 

Aprendimos mucho, disfrutamos conocer una manera y una visión distinta de hacer las cosas.

 

Al Poniente gracias por contactarnos con Fede, a Fede gracias por aceptar la invitación, habitar esta Casa por una tarde y conversar con nosotros.

 

 

Juana Restrepo - Directora Ejecutiva - 316 3409383 - juana@lacasaredonda.co